Circuito poético, nido de machos

La poeta Victoria Herreros nos cuenta cómo fue su experiencia existencial de transplante desde Chiloé a Santiago. Conversamos sobre su poesía y las dificultades que debe enfrentar una mujer para entrar en los herméticos circuitos de la poesía chilena y acaso universal. Nicolás Vatter en Poesíasinvergüenza culpa a la playa de perder a las aves. En la Bitácora Ruculista no nos permitimos la indiferencia ni el  olvido: Ximena Adriazola, Teresa Wilms Montt, Esther Allison, Noemia de Souza, Pia Juul, Rosa Cruchaga, Elizabeth Bishop, Clarice Lispector, Cecilia Bustamante, Chela Díaz y tantas otras poetas con las que nos tomamos un café en el programa.

Poesíasinvergüenza

No es la noche la que pierde a las aves,
es la playa. 
Ella falta al barro si acaba,
larga escinde suspiro a palabra,
y pierde pasos a huellas y andar.

No entiendo
y quisiera saber.

No son caminos que truncan estrellas,
es la arena.
(Y la arena nunca llega sola
ni se va).
Manos no sueltan sin goces adioses
alargan huidas y vueltas,
roban revueltas historias y anoches.
En la arena tejen las que no están.

No entiendo
y quisiera saber.

Soy, 
en parte y en todo,
como todos en parte,
hermano de los meses,
los que vienen y van.

He sido,
hijo de olas y cuerpos vacíos
en los que algunos meten sus dedos,
otros sus lenguas,
o sueñan que les hacen el amor.

No es la noche la que pierde a las aves,
es la playa.

(La arena nunca llega sola).

No entiendo
y quisiera saber.

Nicolás Vatter – Chile

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *