Propósito

La poesía desajusta el lenguaje.
Nada es normal para la poesía,
ninguna cosa es solo una cosa,
ninguna existencia es solo una existencia.
Para ella los nombres se dicen por primera vez.
Acercarse a la poesía es acercarse al origen,
a la palabra primera.
Por eso la poesía es ritmo,
pulsión vital, sonido básico,
acentos, repeticiones que invocan y celebran.

¿En qué parte del cerebro se encuentra la poesía?

¿En qué célula del cuerpo? ¿Bajo qué piel?
La poesía es intuición, pensamiento impensado,
que toma conciencia de lo asombroso del mundo
y del misterio de lo ordinario.
Pero eso no es posible sin ponerse en estado de emergencia,
sin subvertir las estructuras que habitamos
para liberarnos de nosotros mismos
y de todo guardián que nos vigila.
Palabra de poeta que la palabra recupera su dignidad.
Palabra de poeta que la palabra recupera su poder gastado.
Palabra de poeta que este será un espacio de encuentro.