No hay musas en navidad – Gioconda Belli

A cada pavo le llega su navidad y a cada ruculista su finiquito. La segunda temporada en la que el ruculismo, una vez más, no ha conseguido éxito alguno se despide con un programa navideño sutil y exagerado como un banquete romano: la poeta nicaragüense, Gioconda Belli, desde su terrible y segundo exilio, nos habla del sentido profundo de ser sí misma y cómo su literatura ha ayudado a que la mujer deje de ser considerada un objeto sexual o de cualquier tipo y sea reconocida como sujeto, es decir como ser humano sin adjetivos ni musasisaciones. En Poesíasinvergüenza, una disruptiva voz poética llamada Tetita Intelectual nos envía su poema ero-histórico para devolvernos la fe en la poesía. En la última Bitácora Ruculista, nos despedimos de las musas, no así de la inspiración. En un arranque de exhibicionismo, los ruculistas promueven su próximo y único taller de creación poética basado en las tres b, bueno, barato y bien servido. Más que seguro que no irá nadie pero eso a quién le importa.

Poesíasinvergüenza:

Montparnasse

Donde arrojo mi disfraz

de ama de casa

los adoquines me desvían

la peor droga es la ausencia

de tus piernas sudorosas

Espárragos exhibicionistas

¡apunten hacia el cielo, me volteo!

riego tus plantas, Vallejo

papayas sin cúpula de pudor

nalgas rojas entomatadas

!Sacré-Coeur, Notre Dame, confesadme!

Borges, Devuélveme mi reflejo

Las campanas llaman a la oración

No te besaré, Baudelaire

Poesía impalpable

Conserje de mis intimidades

¡No dejes pasar a nadie!

Laberinto sin salida

Caracol voraz

Madre de mi locura

Departamento sin gastos comunes.

No me arrepiento de nada.

¡No dejen pasar a nadie!

Tetita intelectual – Chile

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *