mexicanismo y ruculidad

El poeta durangueño José Ángel Leyva recibe el premio Nobel Alternativo por su voz viajera, insatisfecha y altoparlante. Nos recomienda leer a los maestros Octavio Paz y Eduardo Lizalde; mirar el futuro vanguardista de los estridentistas o revisar al grupo de los contemporáneos. Le hacemos caso desvariando con el mezcal. En Poesíasinvergüenza y desde Berlín, el español Carlos Ibarra nos confiesa sus pesares en el amor. Y en la Bitácora Ruculista reivindicamos el valor de ser poetas perdidos entre los claustros de Sor Juana Inés de la Cruz y los zapatistas del Subcomandante Marcos.

Poesíasinvergüenza:

ESFUERZO

Me esfuerzo por quererla menos y, a veces, por quererla más.

Y me esfuerzo por cambiar.

Me esfuerzo por no ser un animal,

por no ser posesivo,

por no ser celoso, 

menos obsesivo y tener más arrojo. 

La verdad es, lo reconozco, 

se lo reconozco, 

que tengo miedo, 

miedo de formalizar, 

miedo de su inestabilidad, 

miedo de su volcán. 

Y pretender que alguien cambie para quererla más, es una abominación que ni debería rimar. 

Y lo hago. 

Me fustigo 

y la fustigo.
Y sabéis, aún y todo me esfuerzo, 

por amarla más 

y por amarla menos. 

Por estar a la altura 

y quedarme más lejos. 

Me esfuerzo por ser empático 

y por saber escuchar. 

Pero mira chica, un año ya de terapia. 

Pero me esfuerzo. 

Y por fin, tras tanto esfuerzo, 

la inseguridad.

Carlos Ibarra Grau – España

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.