Lo ridículo de ser poeta – Felipe Cussen

Este es un espacio vacío, en este otro habita el silencio. No hay nada. El artista, ensayista e investigador chileno, Felipe Cussen, niega su identidad poética afirmándola con ironía. Si tienen dudas, visítenlo previa cita en su Oficina de la Nada, ubicada en la esquina de la calle Libros invisibles con Teología Negativa. El poeta Cussen desde ahí nos dará una cátedra magistral de cómo se estudia la nada y cómo perderse en los extramuros del poema. En Poesíasinvergüenza, Magali Luque, desde Perú, denuncia nuestros puntos ciegos. En la Bitácora ruculista, describimos con detalle la nadeidad de la poesía y lo ridículo que puede ser usar la poesía para personificarse poeta. No hemos logrado todavía recibir el doctorado honoris causa en literatura a pesar de usar boina, pañuelo, pipa o lucir el pelo greñudo como uniforme poético.

Poesíasinvergüenza:

Y justo cuando pensé que ya no estabas 
apareciste como un punto ciego 
ahí donde no te veía 
o no creía verte 

El olfato engaña igual que los ojos 
y el oído se hace el sordo 
Ah, pero el pensamiento solo se esconde de día 
y de noche te cuenta la verdad sin vestidos 

¿Punto o mancha? 
Punto 
Mancha 
Manchas 

Magali Luque Villavicencio – Perú 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *