Ebriedad, ruculismo y alumbrados – Thomas Harris

Empinando el codo con soltura y agarrando a cabezazos las mesas de todos los bares, presentamos de manera lamentable este programa dipsomaniaco.
¿Por qué el vino es malo y la ostia buena? El mítico poeta Thomas Harris, uno de los mayores poetas vivos de Chile, responde esa y otras preguntas sobre el arte de beber, escribir y destruirse sin morir en el intento.
Nos habla de la marginalidad y del erotismo en su obra, tildada junto a él de poesía maldita. ¿Puede haber malditismo sin misticismo ? El malditismo no solo de el alcohol sino también de los burdeles, la depresión, la pobreza y el suicidio.
Rosa Espinoza, chispeante y resaqueada nos trae en su dato un listado magistral de formas de decirle a l@s borrachines.
En poesía sinvergüenza Nikolo Mura desde Ruculandia nos manda un poema brillante que lleva el lenguaje poético al extremo.
En la bitácora ruculista, conscientes del juicio moral que recibiremos por hacer apología en favor de Baco, aludimos a diversos estados etílicos dependientes no solo del tipo de brebaje sino del tipo de poeta dipsomaniaco, desde Dostoievski a Li Po, pasando por Poe, Onetti y Hemingway.
Si bebes no conduzcas y si conduces no escribas poemas en vez de tomar el volante, ruculista.

Poesíasinvergüenza 

Poesía sinvergüenza

Adónde aguardas sin duda la esperanza

De camino roto perpetuo en

abandono

Tejido a mano con pingeli de cobre

Triste esperanza amargia trei que me cale poco a pode

Dame de tus dias enseñanza

De tu pobre miel una larga sonrisa

De tu dentadura un teatro hambriento

Poesía sinverguenza desvestida

Mirame como solo tú miras

Despedazame iconoclasta

Escupeme pisando la sombra

Del poeta que fui y no me atrevo a seguir siendo

Nikolo Mura (Ruculandia)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *